El Congreso de Laicos 2020 tiene un fin solidario

Desde la organización del Congreso de Laicos 2020, junto con las diferentes ponencias, itinerarios y celebraciones, han pensado en la necesidad de ofrecer un proyecto como fin solidario del mismo, que será  “un signo externo que exprese lo que somos como Iglesia y, al mismo tiempo, suponga ayuda eficaz en la satisfacción de una necesidad concreta”.

El Congreso de Laicos 2020 ha seleccionado un proyecto ofrecido por “Ayuda a la Iglesia Necesitada” que concreta muy bien los cuatro itinerarios que han marcado como claves en el proceso y, al mismo tiempo, responde a esta sensibilidad: fortalecer la fe y la dignidad de las mujeres en la Diócesis de Kumbakonan (India).

Esta Diócesis está situada en el Distrito de Thanjavur, Estado de Tamilnadu, al sur de la India. Tiene 6 distritos/ vicarías con 93 parroquias y una población de 7.600.000 personas, de las cuales 300.000 son cristianos (212.155 católicos). El 60% de ellas vive por debajo del umbral de la pobreza.

Las pequeñas comunidades cristianas son, una prioridad, pues constituyen el eje vertebrador de la labor evangelizadora de la Iglesia india. Están constituidas por grupos de familias, de mujeres, de jóvenes que leen la Biblia y transforman la sociedad. Viven su fe con una fortaleza tal que, les lleva a un compromiso con el hermano que les transforma y transforma sus pueblos y la sociedad en la que viven. Estas pequeñas comunidades son una Iglesia en miniatura, es la Iglesia con rostro humano; un transparente del amor compasivo de la Santísima Trinidad. Se reúnen para rezar, leer la Escritura, recibir catequesis y discutir los problemas humanos más básicos con la mirada puesta en un compromiso común. Son fuente de evangelización, son la primera proclamación de la Palabra y cuna de vocaciones.

Su objetivo es renovar la Iglesia y la vida de cada persona, volviendo a las raíces de nuestra fe. A los grupos de oración de madres, la mayoría pobres, sin formación, “pertenecientes” a sus familias y que suelen estar en manos de usureros, el hecho de reunirse para leer la Biblia, les da dignidad como hijas de Dios, les eleva la mirada y les ayuda a sentirse arropadas en una comunidad. Además de crecer en la fe y en educación cristiana, afrontan juntas los dramas de sus vidas y salen adelante construyendo un mundo lleno de esperanza.  El coste total del mismo asciende a 12.000 €.

Ofrecemos el número de cuenta para contribuir con los donativos:

LA CAIXA

IBAN: ES21 2100 2415 4202 0014 0293

(Se ruega indicar MUJERES INDIA en el concepto de la transferencia)

FUNDACIÓN AYUDA A LA IGLESIA NECESITADA

CIF: R-2800175 H

C/ Ferrer del Río 14

28028 Madrid

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.