Fase Diocesana de la Jornada de Laicos del 9 de noviembre

La diócesis de Valencia acogerá el 9 de noviembre un Congreso Diocesano de Laicos

La fase diocesana del Congreso nacional de Laicos de Madrid en 2020 se celebrará en Valencia el próximo 9 de noviembre con un Congreso Diocesano de Laicos. 

La celebración de este encuentro previo diocesano “permitirá recoger las reflexiones de los grupos y llevar a cabo una síntesis de aportaciones que servirán de referencia para la elaboración de un Instrumento Laboris del Congreso de Madrid” que se desarrollará del 14 al 16 de febrero 2020.

Así, la Comisión de Apostolado Seglar (CEAS) de la Conferencia Episcopal Española ha elaborado un documento-cuestionario bajo el título de “Un laicado en acción” como preparación de esta fase diocesana del Congreso de Laicos de Madrid 2020 “Pueblo de Dios en Salida”. 

Este cuestionario “está pensado para trabajarlo en grupos de jóvenes, familias, catequistas, profesores de religión, Cáritas, hermandades y cofradías, movimientos y asociaciones”.

De esta manera, la diócesis de Valencia ha comenzado la preparación del Congreso nacional de Laicos, de Madrid, de ámbito nacional, que se celebrará “propiciado por el papa Francisco y organizado por la Conferencia Episcopal Española (CEE) como una de las iniciativas más importantes de renovación de la Iglesia en España con el objetivo de que el laicado asuma una nueva responsabilidad”, según señala el obispo auxiliar de Valencia monseñor Javier Salinas.

El Congreso nacional de Laicos lleva por lema “Pueblo de Dios en salida” y aunque se celebrará del 14 al 16 de febrero de 2020 “ya está en marcha porque la idea del movimiento, del camino, es la que queremos transmitir, y una actitud y participación más activa de los laicos, con una mayor corresponsabilidad, porque todos somos Iglesia por el Bautismo”, según monseñor Salinas, presidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar (CEAS) de la CEE, que organiza el Congreso.

Se trata de una “iniciativa que nunca antes se había organizado con estas características ya que no quiere ser un Congreso más que empieza y termina, tendrá un camino, un itinerario, y ése es el reto que nos proponemos para despertar en el laicado una nueva conciencia de su responsabilidad y de su misión en la Iglesia y en el mundo”.

En la misma línea, el Congreso “tendrá el marcado carácter sinodal, es decir, de caminar juntos, y de discernimiento que el papa Francisco quiere imprimir en la Iglesia y una de las finalidades será hacer efectivo el paso de un laicado concebido como consumidor de actividades eclesiásticas a un laicado corresponsable”. 

Tercera etapa (post-Congreso), a nivel diocesano de nuevo

En la línea del Congreso como camino “después de su celebración se llevará a cabo la tercera etapa, a nivel diocesano de nuevo, para, a la luz de todo lo escuchado y compartido, tomar decisiones, elegir propuestas y hacerlas realidad a través de movimientos y asociaciones, para impulsar la misión de los laicos”. 

Por todo ello, el Congreso “es un camino de renovación que supone primero escuchar, en la fase previa; después interpretar, en el encuentro de todas las diócesis; y por último elegir el camino, aplicar nuevos modelos de evangelización”.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.